Zaar

El zaar es una danza ritual dada en el norte de África y Oriente medio. Las diversas fuentes aseguran que  tiene sus raíces en antiguos rituales africanos llevados por dos figuras representativas: Azuzar y Asitu.

Son muchas las razones por las que  las mujeres se sienten atraídas por el zaar en  Oriente medio. Las mujeres de clase baja que viven en la pobreza están bajo una gran cantidad de estrés en su vida cotidiana. Sin embargo, hay muy pocos o ningún punto de encuentro para ellas. El comportamiento islámico adecuado dicta que las mujeres se queden en casa y actúen con dignidad. Deben cocinar, limpiar y cuidar de sus maridos e hijos. Salir a bailar no es una opción para ellas, ni tan siquiera para desahogarse. Tampoco lo es ver a un psiquiatra si se sienten deprimidas o con pensamientos de suicidio.

El zaar está prohibido en el Islam si bien aveces se nombren palabras contenidas en el Corán. Las enfermedades mentales  que son curables no son aceptadas en su mayor parte en las zonas rurales.

Pero la creencia en los espíritus está muy difundida en Egipto y África, y se remonta a miles de años. Incluso el Corán menciona a los demonios y a los demás seres como creaciones de Dios, además de los seres humanos.
A través de la creencia en la posesión de los espíritus, las mujeres forjan una red social que actúa como una red de seguridad para ellas. Sus dolencias físicas sin un diagnóstico claro permiten a ellas que bailen.

Las ceremonias alientan a las adeptas a dejar a un lado su vida cotidiana y viajar al mundo espiritual para un muy necesario descanso.

La palabra zaar significa ” ser visitado”, visitado por espíritus malignos o demonios.

Las profesionales de la danza oriental hemos usado este ritual como elemento o parte de nuestras actuaciones, no obstante en sí es una danza que busca liberar a la mujer de espíritus dañinos, es por lo tanto una danza para exorcizar.

El  zaar es para mujeres; los hombres intervienen de otro modo ya que no danzan, ellos tocan instrumentos o realizan las  ofrendas pertinentes. En Egipto este ritual tiene lugar en una habitación cerrada donde se coloca un altar o un símil que lo represente.

La mujer mueve su cuerpo con movimientos de pelvis, torso y cabello de lado a lado en un intento de a través de este eliminar el espíritu o demonio que la posee.  El ritmo se va acelerando de modo que la mujer se mueve más y más rápido con movimientos cada vez más bruscos y frenéticos.

El ritmo característico del zaar es el ayoub.

https://www.youtube.com/watch?v=NWhsnEo0A5Y

Ritual Zaar en Egipto

https://www.youtube.com/watch?v=YNiUc4W5Kzo

 

 

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search